La usucapión
La prescripción que sirve para adquirir el dominio y los demás derechos reales se le denomina prescripción adquisitiva o usucapión.

La usucapión se produce siempre que el denominado usucapiente sea poseedor en el que concurran determinados requisitos legales.

Se distingue entre la usucapión ordinaria, que se a favor de aquel en el que concurre la buena fe en su adquisición y un justo título y la extraordinaria, que se funda en exclusiva en la posesión por lo que no se requiere buena fe ni justo título.

Además, cabe destacar las diferencias en el régimen jurídico de la usucapión que recae sobre bienes muebles y sobre bienes inmuebles. La diferencia más importante son los plazos de posesión exigidos, siendo menores los de los bienes muebles como consecuencia de la mayor celeridad en el tráfico de éstos.

En la usucapión ordinaria, como se ha indicado previamente, se exige un justo título que se entiende como aquel en cuya virtud se pueda adquirir de este modo porque ha dado lugar a la posesión del bien pero no ha sido suficiente para adquirir la propiedad (compraventa, donación, etc.). El título válido para usucapir debe ser verdadero, es decir, que tenga existencia legal, y válido.


Ubicación: Valencia, España
AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD


Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información