Incapacidad permanente
La situación de incapacidad permanente se define como aquella en la que el trabajador tras haber estado bajo un tratamiento prescrito y dado de alta médica posteriormente presenta algún tipo de reducciones anatómicas o funcionales graves que son susceptibles de determinación objetiva y definitivas desde un punto de vista previsible que dan lugar a una disminución o anulación de su capacidad laboral.

La normativa establece diversos grados de incapacidad clasificados en función del porcentaje de reducción de la capacidad laboral del afectado. Estos grados de incapacidad son los siguientes:

  • Incapacidad permanente parcial para la profesión habitual 
  • Incapacidad permanente total para la profesión habitual 
  • Incapacidad permanente absoluta para todo trabajo 
  • Gran invalidez en la que se necesita asistencia de otra persona para las tareas más esenciales de la vida. 
El procedimiento para proceder al reconocimiento de este tipo de contingencia puede iniciarse a instancia del trabajador o su representante legal o por iniciativa de la Entidad gestora o por parte de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

El INSS será el encargado de calificar la situación de incapacidad permanente, fijar el grado, reconocer el derecho a una prestación, etc. El procedimiento podrá iniciarse a instancia del trabajador o de oficio.  


Ubicación: Valencia, Valencia, España
AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD


Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información