El derecho de acrecer
Se denomina derecho de acrecer al derecho que tiene el llamado a parte alícuota de una herencia, o aquel a quien se ha legado parte de una cosa o de un conjunto de cosas, de recibir la cuota que no se le atribuyó previamente en la misma herencia, si tal cuota no tiene un titular que pueda o quiera recogerla, es decir, si está o queda vacante, con preferencia a los sucesores no señalados por el testamento (sucesión intestada).

El Código Civil establece que para que tenga lugar el derecho de acrecer se requiere que hayan sido llamados a suceder una pluralidad de sucesores solidariamente y uno de ellos no reciba su parte del caudal como consecuencia de la ineficacia del llamamiento sucesorio. El artículo 982 enumera ciertos casos en los que se produce la ineficacia, en concreto, la premoriencia, renuncia e incapacidad o indignidad del llamado.

Los herederos a quienes acrezca la herencia sucederán en todos los derechos y obligaciones que tendría el que no quiso o no pudo recibirla a excepción de los gravámenes y cargas personalísimos.

No solo respecto a herederos, sino que cabe el acrecimiento entre legatarios y usufructuarios en los términos establecidos para los primeros.


Ubicación: Valencia, Valencia, España
AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD


Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información