Herencia yacente
Durante el periodo que transcurre desde la apertura de la herencia y la aceptación del llamado, los bienes y relaciones de obligación de la herencia carecen de titular. Esta situación es denominada como herencia yacente.

Dada la ausencia de titular durante esta situación que se articula como temporal, las normas relacionadas con este concepto en el ordenamiento jurídico contribuyen a que el patrimonio permanezca unido y regula su administración y conservación hasta que se produzca la aceptación, aunque han sido la doctrina y la jurisprudencia las que han realizado una mayor labor en este sentido.

Se puede hablar de yacencia voluntaria y forzosa. En el primer caso, existe una herencia yacente cuando el llamado, determinado y conocido, todavía no ha aceptado la herencia y la misma se haya en administración provisional o judicial. Se denomina yacencia forzosa a la que se produce cuando el llamado no se halla aún en condiciones aceptar la herencia (no nacido), cuando la delación se halla pendiente, el heredero es desconocido o existen conflictos sobre su determinación.

El objetivo de esta figura es el de defender al futuro heredero, los acreedores del caudal y el orden público y privado, sin perjuicio de atender su administración.


Ubicación: Valencia, Valencia, España
AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD


Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información