La legítima
Dentro del ámbito del Derecho Sucesorio se recoge el concepto de legítima el cual es definido como aquella cuota de la herencia que legalmente se impone que sea atribuido a ciertas personas concretas en razón del parentesco que les une con el fallecido.

La legítima supone un límite a la voluntad del causante a la hora de establecer la ordenación de sus bienes tras su fallecimiento así como las donaciones que el mismo hubiera realizado en vida. Este límite da lugar a que, en caso de que se hayan infringido los derechos de los legitimarios reconocidos por la ley, sea necesario reducir o anular las disposiciones que suponen este quebranto.

El tratamiento de la legítima en los distintos derechos civiles, común y forales, es distinto pero la doctrina le atribuye el carácter de institución material en cuanto que otorga el derecho a reclamar bienes.

En el Código Civil se utiliza la denominación de herederos forzosos para los legitimatarios y se establece en el artículo 807 como tales a los hijos y descendientes y en su defecto, los padres y ascendientes o el viudo o viuda. El régimen sobre el caudal atribuido se recoge en los preceptos siguientes de este texto.  


Ubicación: Valencia, Valencia, España
AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD


Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información