La representación en el ámbito sucesorio
En los supuestos en los que se habla de sustitución en el ámbito sucesorio, se entiende que se designan a unas personas para que hereden en lugar de otras en el caso de que estas segundas no quieran o no puedan, es decir, a través de la institución del testamento se decide quienes serán los que sustituyan a los nombrados herederos en primer lugar.

En la figura de la representación sucede algo similar pero esta entra en juego en los casos en los que la sucesión es intestada, es decir, no existe testamento otorgado por el causante. De este modo, en el caso de que los llamados a heredar en el orden establecido por las normas sucesorias para las sucesiones intestada no quieran o no puedan heredar, las mismas designaran a los sustitutos de estos herederos sobre los que recaerá el denominado derecho de representación.

Así, mediante el derecho de representación, una persona sucederá a otra en todos los derechos que tendría si viviese o hubiese podido heredar. El derecho de representación tiene lugar siempre en línea descendiente pero no ascendiente.

Este mecanismo funcionará como excepción al principio de proximidad de grado, de acuerdo con lo establecido por la Ley.


Ubicación: Valencia, Valencia, España
AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD


Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información