¿Qué es un testamento cerrado?
El testamento cerrado es un escrito en el que el testador recoge su última voluntad y se lleva al Notario con el fin de declarar que en el mismo se encuentra el contenido de su última voluntad pero sin revelar el mismo. De la custodia del testamento cerrado puede encargarse el propio testador, encomendársela a una persona de su confianza, o depositarlo en poder del Notario, que en el momento del fallecimiento del testador deberá llevarlo ante el Juez. No hablamos de un testamento secreto ya que se sabe de su existencia, lo que queda oculto son las disposiciones testamentarias que se contienen en el mismo.

Precisamente, por las características del mismo, se debe llevar a cabo de forma escrita y no es posible que sea redactado por ciegos o los que no sepan o puedan leer.

El testamento cerrado se diferencia del abierto en que este último supone que el testador declare de manera pública su última voluntad delante de personas que quedarán encargadas de autorizar el acto, por ejemplo, un notario.

¿Tiene dudas acerca de cómo otorgar testamento? ¿No tiene claro que debe hacer con sus bienes tras su fallecimiento? Consulte con nuestros abogados que le guiarán en sus cuestiones.


Ubicación: Valencia, Valencia, España
AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD


Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información