Adquisición de una herencia y de un legado
Como sabemos, las instituciones de herencia y legado propias del ámbito del Derecho Sucesorio son distintas aunque ambas pueden formar parte de un mismo testamento. Es posible, que el testador en la redacción de su última voluntad señale a ciertas personas como herederos y a otros como legatarios. En este último caso, el testador realiza una atribución patrimonial concreta y desde ese momento puede reclamar de forma inmediata a los herederos el bien o derecho que le ha sido adjudicado. Por otro lado, el heredero lo es a título universal y será necesario realizar un reparto de la masa hereditaria en el caso en el que sean varios los señalados.

Las diferencias entre estas dos instituciones también se encuentran en el modo de adquisición de la herencia o legado. En el caso del legado, la adquisición no requiere de la aceptación por parte del legatario, lo que quiere decir que no es posible repudiar el mismo. Por el contrario, en el caso del heredero, la adquisición de su parte de la herencia requiere de su aceptación y dentro de esta posibilidad, la de negarse a recibirla repudiándola. Si se acepta, dicho pronunciamiento tiene efectos retroactivos al momento de la apertura.


Ubicación: Valencia, Valencia, España
AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD


Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información