Además de ser un patrimonio separado, la herencia beneficiada está sujeta a un régimen de administración. Hasta que resulten pagados todos los acreedores conocidos y los legatarios se entenderá que la herencia se halla en administración.


El administrador puede ser el mismo heredero o cualquier otra persona. Si se trata de un único heredero él será el administrador; si se trata de varios acogidos al beneficio, deben de regir las normas de la comunidad hereditaria, o lo será el que acuerden los coherederos. No obstante, si el testador ha encargado la administración a otra persona, será ésta ante todo la que asuma el cometido.

La administración de la herencia beneficiada obliga la custodia, seguridad y conservación de los bienes. El administrador también tiene la representación de la herencia para ejercitar las acciones que a ésta competan y para contestar a las demandas que se interpongan contra la misma.



Ubicación: Valencia, Valencia, España
AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD


Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información