Capacidad para testar
Pueden testar todos aquellos a quienes la Ley no lo prohíbe expresamente. Por tanto, la capacidad es la regla general y la incapacidad una excepción, que debe ser expresa.

Están incapacitados para testar:
  • Los menores de catorce años, excepto si se utiliza la forma ológrafa.
  • El que habitual o accidentalmente no se hallare en su cabal juicio.
    El notario deberá asegurarse de que, a su juicio, el testador tiene la capacidad necesaria para testar, y los testigos, en los testamentos que se otorguen entre ellos, procurarán asegurarse de su capacidad.
La ausencia de juicio sobre la capacidad daría lugar a la nulidad absoluta del testamento por inobservancia de esa formalidad legal requerida.
La fe notarial, respecto a la capacidad del testador, lleva consigo una presunción iuirs tantum, que puede ser destruida mediante una prueba cumplida, convincente e inequívoca que enerve esa aseveración.

¿Tiene alguna duda sobre lo expuesto? ¿Necesita asesoramiento en materia de sucesiones? No se lo piense más, y pásese por nuestro despacho en Valencia. Le aconsejaremos sobre todas las vicisitudes que rodeen a su caso, y nos encargaremos de todos los trámites necesarios a los que tenga que hacer frente.


Ubicación: Valencia, Valencia, España
AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD


Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información